No intervengas

Estudiante: En la práctica interna, la atención se centra en la conciencia de ser del sujeto y en la externa se traslada a los objetos, dándose cuenta de que ellos son. La interferencia de la mente, no requerida por el presente, es un error. Pero, ¿cómo mantener esa atención “liberadora” durante el sueño, cuando es la propia mente la que despliega un universo entero de propia creación?

Sesha: El sueño no es causa por sí mismo, así que no tienes que buscar una atención liberadora en ese estado. El sueño irá acompañando su propia actividad liberadora en la medida que en la vigilia la realices.

Estudiante: Me ocurre que en la práctica interna, cierro los ojos, y me sitúo en el que observa los contenidos mentales, y me doy cuenta de que cuando lo reconozco, es otro objeto al que observo, y voy más atrás, y este movimiento se repite, objetivando a esos observadores. Y cuando parece que entro en un bucle, de pronto la atención se sitúa en el conocer, como si fuera el conocer mismo, y entonces aunque surgen pensamientos (incluso yo, con su historia), son solo como ondulaciones alumbradas por ese conocer… ¿Tiene sentido?

Sesha: Es frecuente convertir la sutileza que atestigua el vacío de pensamientos en un objeto que observa, y ello es un error. Debes intentar retirar el esfuerzo de querer encontrar la causa primera de atestiguación. No intervengas buscando al primero de los observadores, pues él vendrá solo y automáticamente cuando te des espacio en tu propia ausencia egoica.

Tags

top

X