Mientras tú dudas no hay conocimiento

Sesha: Ya has notado previamente que en tu proceso mental, mientras recuerdas o comparas, existe “nombre” y “forma”. También la mente manifiesta el sentido de “pertenencia” en dicho proceso. La creencia de presumir lo percibido y al Sujeto que conoce como independientes el uno del otro crea la dicotomía básica y primaria de Objeto y Sujeto. Cuando una experiencia cualquiera es reconocida, el intelecto brilla envolviendo un contenido mental previo constituido por “nombre” y “forma”, proyectándolo sobre el Presente no diferenciado. La aparente realidad evocada que el Sujeto conoce aparece a tal velocidad que el Sujeto la presupone como propia, y al contenido del Presente como diferente de quien lo conoce. Al igual que un fotograma sigue a otro rápidamente mientras es proyectada la celulosa de una película de cine, así los recuadros de la percepción transcurren rápidamente uno tras otro creando la fantástica historia de un universo externo al Sujeto y de un Sujeto independiente y diferente del universo.

Para romper esta magia dual basta permanecer reconociendo un Objeto cualquiera que fluya en el Presente, sin que exista la secuencialidad alternante que acostumbra a mostrar la mente mientras fija y evoca. De esta manera, con la continuidad de percepción en el Presente, se demuestra que la conciencia individual es tan solo un breve reflejo delimitado de realidad. La conciencia individual parece real y conocedora, no por el Sujeto sino por la característica No-dual de la Conciencia.

Estudiante: En el instante mismo de Saber no existe sentido de pertenencia, pero inmediatamente después sí. Es muy rápido, no lo noto con claridad.

Sesha: Mientras tú dudas no hay conocimiento, mientras conoces no hay duda. El acto del aprendizaje es un instante lleno de Saber sin límite. Posterior al Saber, nace la necesidad de apropiarse de él y convertirlo en memoria. El problema radica esencialmente en la momentaneidad de tu cognición. La mente fluye como puntos suspensivos de Objeto a Sujeto y de Sujeto a Objeto. Jamás hace una línea recta lo suficientemente continua como para atestiguar otro orden de realidad, ya sea en el entorno de la cognición Particular o Total. La simpleza de esta apreciación Advaita puede ser probada por cualquier persona: mantén tu estado de presencia viva sobre un Objeto cualquiera que fluye en el Presente. ¡El resto se hace solo!

De igual manera, el Saber es un ente No-dual. La Conciencia opera induciendo el Saber de la conciencia individual. Mientras hay actividad egoica, la Conciencia se asocia al limitante egoico (tal como el espacio se asocia al volumen espacial de una columna), creando la sensación virtual y limitante del “yo” como conocedor.

Tags

top

X