La ausencia de intencionalidad

Sesha: El estado de conciencia, al que denominamos Concentración, está constituido por contenidos no-diferenciados. ¿Quién es el agente receptáculo de la conciencia?; pues el Sujeto, evidentemente, no se diferencia de lo conocido, en razón de la no-diferenciación propuesta.

Estudiante: No lo sé. Aunque sí lo he experimentado, nunca lo he visto tal como puedo verme en el espejo, retratado en una foto o grabado en un video.

Sesha: Sin embargo, la región no-diferenciada es consciente, puesto que no hay lapsus de conciencia.

Estudiante: Por lógica, ha de haber un agente consciente; pero te repito que nunca le he visto. Tú le denominas Saksim; creo, incluso, que podría llamarse de cualquier manera, pues creo que jamás podrá contestar a tu llamado, como sí lo hago en este momento a tus preguntas.

Sesha: El Saksim en una necesidad lógica evidenciada por la experiencia, tal y como acertadamente afirmaste. La razón de ello es muy simple: la Conciencia permanece, aún cuando el Sujeto esté distribuido uniformemente en otro campo de cognición. Pero, ¿es el Saksim el mismo, o es cambiante?

Estudiante: No lo sé. Entiendo la lógica de tu exposición, pero allí mi experiencia no es tan clara. Evidentemente, la Concentración no es siempre la misma ni posee la misma intensidad, pero mi experiencia no es suficiente para contestar a tu pregunta.

Sesha: Los terrenos por los cuales nos adentramos, para reconocer las diversas modalidades de la Concentración, requieren ser, aparte de lógicas, necesariamente empíricas. Tal como dices, cada estrato de Concentración es diferente; es más, son infinitos los posibles niveles de Concentración potencialmente existentes. Si la Concentración se hiciera respecto a un mismo Saksim, éste acabaría reconociéndose a sí mismo, situación que obviamente no ocurre. La lógica obliga el cambio continuo de la región no-diferenciada en el estado de Concentración, es decir, la variabilidad del Saksim. ¿Puede acaso el Saksim, el testigo del estado de Concentración, crear lazos de intencionalidad con la zona de cognición que tu identidad delimita?

Estudiante: Vas a un ritmo que no proceso. Intuyo tu pregunta pero, francamente, no acabo de saber qué es lo que me preguntas.

Sesha: El Saksim es inestable excepto cuando adopta la forma de Atman. Entonces, el agente se asocia a una nueva frontera, esta vez Ilimitada, Absoluta, Infinita. Allí la Conciencia ilumina el contenido No-dual, creando un nuevo estado de conciencia: la Meditación. El Saksim desemboca como Atman, gracias a la ausencia de fronteras de la nueva región cognitiva. La pregunta entonces es simple: ¿hay relación entre diversos Saksims con el contenido no-diferenciado?

Estudiante: Disculpa. Por más que intento comprender no sé contestar, pues no acabo de entender la pregunta.

Sesha: Evidentemente pareces inteligente, sin embargo, gracias a tu ausencia de práctica interior, no logras diferenciar con claridad los diversos matices del amplio espectro de la Concentración. Te hago la misma pregunta de otra forma: ¿crea Karma el Saksim?

Estudiante: ¡Por fin entiendo tu pregunta! Ahora con seguridad puedo decirle que no sé.

Sesha: El Saksim no se identifica con el contenido homogéneo que él identifica, razón por la cual no crea cadenas de acción en sí mismo o con otro Saksim. El Saksim Sabe, y Sabe que Sabe, pero aparece incólume y solamente actúa como agente de cognición. El agente es solo Conciencia, es atención pura. ¿Qué delimita el contenido no-diferenciado No-dual excluyente propio del estado de Concentración con el No-dual propio del estado de Meditación? ¿Qué impide al Saksim transformarse en el eterno Atman, Uno-sin-segundo?

Estudiante: Nuevamente no lo sé. Creo que tus preguntas están más allá de mi experiencia.

Sesha: Intentemos juntos concluir la respuesta. La atención no direccionada es fundamental para obtener la Concentración. ¿Estamos de acuerdo?

Estudiante: Sí, la atención sobre un contenido que se sucede es fundamental.

Sesha: La atención sin esfuerzo, o no direccionada, ocurre cuando el Sujeto que conoce no puede ser atestiguado por otro Sujeto. En esta condición, el Sujeto atento, al reconocerse a sí mismo, se atestigua como atención pura. ¿Te es cercana esta descripción?

Estudiante: Sí, por supuesto. El testigo de la cognición, cuando permanece en el Presente, “dentro” de sí, se ve a sí mismo como una masa de cognición sin más atributos adicionales que ser consciente en forma de atención.

Sesha: ¿Allí ese conocedor o, como dices, esa masa de cognición, posee el atributo de la intencionalidad?

Estudiante: Por supuesto que no. Ello solo conoce, pero no interpreta mentalmente lo que conoce. Solo conoce.

Sesha: Es gracias a la condición de ausencia de intencionalidad que el testigo no se asocia a la acción identificándose con ella, por lo cual no crea cadenas. Conoce pero no interpreta lo que conoce relacionándolo ni proyectándolo.

Tags

top

X