Creer que puedes decidir es tan solo un hábito

Estudiante: Comentas que «Debes excluir de tu lenguaje la condición de la duda», pero esa afirmación, ¿afecta también al pensamiento? ¿Es válido decir o pensar que uno está «seguro» de que no sabe?

Sesha: La duda se plantea filosóficamente como elemento esencial para producir la cognición o la síntesis final cognitiva. Nos referimos, en el caso de la duda, más que a la actividad del proceso dialéctico al no convencimiento o a la falta de asertividad con respecto a los elementos cotidianos de la vida. La duda crea un impulso y un movimiento de vértigo con respecto a la información de la memoria que impide que haya claridad y, por lo tanto, da origen a la ausencia de comprensión.

Estudiante: ¿Qué papel juega para usted el autoconvencimiento en el desarrollo de la comprensión espiritual?

Sesha: El autoconvencimiento es un tipo de pensamiento constructivo, solicitado por la voluntad para la obtención de un fin grato o noble, como es el caso de mejorar psicológicamente. Como todo pensamiento repetitivo produce hábito, tan solo eso.

Estudiante: ¿Dónde queda mi libertad de decidir?

Sesha: No eres tú quien toma las decisiones, son tus hábitos y tus condicionamientos previos. Observa que ningún soñador de tu sueño es libre; no es libre, pues estar limitado a una respuesta personal coarta toda libertad.

Creer que puedes decidir es tan solo un hábito, tal como creer que no eres capaz o que tal vez sí decides. Tu libertad estriba en la neutralidad del comprender más allá de una modalidad moral.

Tags

top

X