¿Para que haya atención se necesita que haya mente?

Estudiante: ¿Para que haya atención se necesita que haya mente? Y cuando llega la muerte, ¿solo hay atención?

Sesha: La mente es una función, el cerebro es un órgano asociado a dicha función. La esencia de la cognición no se sustenta en la función ni en el órgano. La atención es una actividad esencial y, a diferencia de cualquier otra función u órgano, no posee parte, fracción, ni inicio o final, es decir, está más allá de cualquier categoría. Por ello la atención es previa a cualquier categoría dual.

Tras la muerte la función cognitiva permanece, pues su naturaleza es ideal, constituida de materia sutil. A la muerte la conciencia perdura, pues es la base de la existencia. La mente emerge como tal ante la muerte y, como siempre, se manifiesta diferenciando a conocedor y conocido mediante las variables cognitivas que la componen.

Estudiante: ¿Qué ayuda a sostener la atención en la atención?

Sesha: La solución es conocer lo que acontece, sin importar qué sea aquello que se conoce. La percepción continua del presente cognitivo es la solución.

Estudiante: ¿Qué es lo que posibilita que el estado de atención presencial o presente cognitivo se sostenga de forma continua lo suficiente para que se produzca la despersonalización de la percepción?

Sesha: La atención, como actividad dinámica de la Conciencia, se mantiene de manera espontánea porque es Real, es decir, es un flujo continuo de saber y saber que se sabe.

La atención, asociada al presente cognitivo, es la base sobre la que se mueve la mente. La Conciencia se asemeja al espacio. Los volúmenes requieren del espacio, pero el espacio no necesita para existir de los volúmenes. Así, la mente flota sobre la Conciencia pero la Conciencia no requiere de procesos dialécticos mentales para existir.

La Conciencia es un continuo no-dual, ello la permite ser siempre sin partes y no depender de fracción alguna, conteniendo a la vez a todas.

Tags

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top