Mientras sabes no dudas, mientras dudas no sabes

Estudiante: Me dices que lo que ayuda a desestabilizarme es la duda; ahora mismo, en esta última práctica meditativa, no me he dado cuenta de que fuera eso, más bien parecía que me atacaba una especie de somnolencia acompañada de un juego constante de imágenes visuales.

Sesha: Es exactamente lo mismo. Siempre, ante la fuerza de la certeza cognitiva, lo que queda estable es el conocimiento generado por el saber. Cuando hablamos de duda me refiero a duda cognitiva, que evidentemente se revierte tambiéncomo duda psíquica, es decir, la base de la inquietud, la indecisión, intranquilidad, miedo y todo tipo de emociones detectadas. Intento decirte que la duda se traduce en ti como sueño, como imágenes. La duda es la causante de no poder sostenerte en una actividad cognitiva presencial estable.

Duda es la fluctuación de la mente. Dicha fluctuación se parece al concepto de dialéctica que se estudia en Occidente en el proceso cognitivo. El Advaita asimila el concepto de la duda a la actividad manásica1, y al acto mental de la comprensión consciente lo denomina budhi. Si hay actividad manásica no hay actividad intelectiva, es decir, proceso búdhico. La comprensión proveniente del saber nunca se detecta mientras exista duda, mientras se insinúe fluctuación mental. La comprensión, el saber o actividad búdhica, se expresan como el conocimiento generado por un acto consciente.

Así, mientras hay actividad fluctuante en la mente no se produce actividad intelectiva. Mientras sabes no dudas, mientras dudas no sabes.

1 Es importante diferenciar la duda epistemológica de la duda psicológica. La confusión entre ambas definiciones dificulta muchas veces al estudiante tener una clara comprensión respecto del tema. Dudar, desde el punto de vista psicológico, se refiere a un sentimiento de inquietud donde la mente no logra determinar con claridad el objeto de su análisis; en cambio, desde la perspectiva epistemológica, la duda se establece como un modelo de oposición (tesis y antítesis) mediante el cual la imagen percibida ha de asemejarse a un evento previamente conocido y estratificado en la memoria. Por tal razón, cuando analizamos la mente, el antakarana, hemos de referenciar el concepto de duda desde una perspectiva esencialmente espistemológica.

Tags

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top