La percepción total

La percepción Total es una región cualquiera delimitada de información cognitiva en la que existe momentánea fusión de Sujeto y Objeto. Toda Totalidad es relativa, cambiante, no puede permanecer siempre con identidad propia. No existe una Totalidad estable con límites definidos.

La Totalidad posee como característica esencial la ausencia de distancia perceptiva entre Sujeto y Objeto. Mientras entre Particularidades existe sentido espacial o de distancia, entre Totalidades no la hay. Por ejemplo, cuando un individuo afirma estar alegre por alguna razón, la cognición está representada por una Totalidad, es decir, el momentáneo campo de cognición presenta la fusión del contenido “alegría” más el contenido “individuo”, dando como resultado: jovialidad, simpatía, exaltación.

Una Totalidad es tal siempre y cuando haya fusión entre el contenido denominado Sujeto más cualquier otro contenido denominado Objeto. Cuando dos contenidos-Objeto se fusionan pueden transformarse en una nueva Particularidad si hay presencia de distancia en la cognición, o en una nueva Totalidad si permanece la fusión. De igual manera, una Totalidad puede transformarse en otra Totalidad con límites diferentes o convertirse en una nueva Particularidad. El sesgo de distancia entre Sujeto y Objeto puede cambiar “sin previo aviso”.

Los diversos acontecimientos de la vida pueden presentarse al Sujeto como Particulares o Totales. Existe una tercera condición de realidad: el evento No-dual. Hay estados de conciencia en el que predominan realidades Particulares o Totales; sin embargo, existen estados de conciencia en los que opera exclusivamente el evento No-dual.

Mientras los estados de Conciencia de Sueño, Pensamiento y Observación son portadores de acontecimientos Particulares y Totales, los estados de Concentración y Meditación son portadores exclusivos del acontecer No-dual. Nuestro interés se funda básicamente en cómo convertir la percepción de un contenido Particular o de una percepción Total en una realidad No-dual.

Cualquier ente Total es cambiante y puede transformarse en otro ente Total. La única realidad invariable es la que hace parte del acontecer No-dual. La dificultad del entendimiento de la realidad No-dual se debe a la imposibilidad del ser humano en sostener estados de conciencia cuyas condiciones de cognición permitan emerger la No-dualidad. Evidentemente, sí es posible convertir una apreciación Particular o Total en una realidad No-dual. Realmente, todo ente existente en el universo goza de la posibilidad de ser partícipe de apreciarse como una percepción Particular, Total o No-dual.

Tags

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top