La percepción particular

Una percepción Particular es una región cualquiera de información, delimitada1 en forma de Presente o Pasado, que puede ser observada con distancia por un Sujeto. Toda percepción Particular es relativa2, cambiante y no puede permanecer por siempre con idénticas fronteras3. A su vez, toda percepción Particular tiene partes; no existe un contenido distanciado con límites estables, firmes y definidos.

Toda apreciación Particular tiene infinitos elementos, y cualquier asociación entre ellos puede ser también conocida como una nueva Particularidad. Un ejemplo Particular cualquiera puede ser la percepción a la distancia de la playa. Una playa está conformada de infinitos elementos: arena, mar, bañistas, restaurantes, calles, vendedores, calor, etcétera. Son infinitas las partes de cada apreciación Particular. A su vez, la arena o la mar, reconocidas también como entes Particulares, es decir, percibidas a la distancia, conforman entes que pueden, si se mantiene la distancia respecto al perceptor, conformar nuevas Particularidades: las dunas, cada grano de silicio, una ola, las burbujas, etcétera.

Un contenido Particular cualquiera no solamente aparece por sustracción de partes sino también por adición. Por ejemplo, la parte denominada playa más la parte edificios puede conformar otra Particularidad denominada zona turística, siempre y cuando el Sujeto conozca con sentido de distanciamiento.

Ninguna percepción Particular es estable ni continua. Es decir, la cognición Particular, al ser una representación física y mental distanciada del Sujeto que conoce, no posee Realidad por sí misma. Volviendo al ejemplo: la playa debe su génesis, entre otras causas, al movimiento de las placas tectónicas, y éstas a la presión del magma dentro de la tierra. No existe ninguna cognición Particular que permanezca siempre siendo la misma. Al estar su naturaleza circunscrita a tiempo y espacio, se reconoce que todos los contenidos Particulares son relativos. En el ejemplo, la misma playa cambiará necesariamente y, con los años o siglos, podrá ser parte de un frondoso valle o de un árido desierto. Un contenido conocido en forma Particular, cualquiera que se escoja, no existe por sí mismo ni podrá siempre permanecer siendo el mismo.

1 Un Objeto cualquiera, interior o exterior, es una región delimitada de Presente o pasado. También lo es una parte de este Objeto o una parte de una parte.

2 Es relativa, pues los límites, las fronteras que la diferencian de cualquier otro contenido Particular, son cambiantes.

3 Una frontera delimita un Objeto de aquello que no es el Objeto.

Tags

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top