La no-dualidad no es un estado moral

Estudiante: ¿Cómo afecta la masturbación al sistema nervioso y al Ser? En definitiva, ¿es el Ser quien lo hace o es quien lo observa?

Sesha: Lo Real deviene de una realidad cognitiva y no moral. Ningún volumen afecta el espacio, sea aquel un objeto cualquiera o una actividad como volar o rezar. Son claves totalmente diferentes. La desidentificación egoica no depende de la acción sino de la presencialidad con la que realizas esa acción. La masturbación o el deseo por dañar la naturaleza comiendo carne tienen igual connotación: parecieran moralmente reprobables. Sin embargo, son altamente relativas, tal como lo es la moral. La Realidad posee una estructura diferente y su apreciación tiene que ver con la cognición, con una correcta forma de entender el mundo y no con la moral.

Estudiante: Sexo y no-dualidad…, ¿desaparece el deseo sexual en ese estado?

Sesha: La estúpida estructura moral que hemos heredado a través de estos últimos milenios lleva a ver las cosas naturales como sucias o tabúes.

La no-dualidad no es un estado moral ni fuera de lo natural, sino una forma respetuosa de verse y ver el mundo. Implica una reacción acorde con el presente que acontece. Es el presente quien manda y determina dónde debe dirigirse la atención. Lo inteligente es reaccionar ante su presencia.

La no-dualidad es un entorno adimensional, no se refiere a un tipo de acción ni a un tipo de reacción. Es una plataforma sobre la cual las cosas existen, es un continuo de saber y no la expresión cambiante de los objetos duales.

Tags

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top