La mente utiliza patrones duales como referencias

Sesha: Describe la columna que se encuentra a tu izquierda.

Estudiante: Es una columna que tiene sección cuadrada de unos cuarenta centímetros. Está enchapada con madera de pino color natural. Tiene unos cuatro metros de alta.

Sesha: Muy bien. Escoge, entre las tres características previas que enumeraste, una sola.

Estudiante: La columna posee un enchape de pino.

Sesha: Acércate a la columna. Siente con tu tacto la superficie de madera. ¿Qué tan áspera es?

Estudiante: No mucho, más bien lisa.

Sesha: ¿Qué tan dura es su superficie?

Estudiante: Media. No es muy rígida pero tampoco es blanda.

Sesha: Nota como la calificación de cualquier Objeto se sitúa entre dos extremos teóricamente válidos, pero esencialmente inconsistentes.

Estudiante: Me es claro que los Objetos se definen siempre entre dos polos, pero no entiendo lo de «esencialmente inconsistentes».

Sesha: La «rigidez» y la «blandura», como entes teóricos conceptuales, son válidos, pero el «extremo final de la blandura», como el «extremo primero de la rigidez», respecto a los cuales definiste al enchape de madera, son realidades inexistentes. Son conceptos teóricos válidos, pero esencialmente inexistentes en la práctica. ¿Cuál es la mayor dureza?…, la del diamante. ¿Cuál es el límite extremo de lo blando?…, el talco. ¡Siempre hay un Objeto potencialmente más blando o más duro que otro! Nuestro lenguaje práctico denota siempre verdades a medias. Nuestra conceptualización mental nos sitúa siempre entre dos polos teóricos pero esencialmente inexistentes. Todos los polos que sirven como patrón teórico a nuestro lenguaje y a sus manifestaciones intermedias son denominados patrones duales. Por lo tanto, la dualidad denota siempre una naturaleza participativa entre dos extremos esencialmente inconsistentes.

En tu definición anterior, ¿cuántos patrones duales usaste?

Estudiante: Denoté la columna como «alta», intentando describir que no era «baja». Usé el término «color natural» para simbolizar el tono de la madera, es decir, color café claro.

Sesha: Te es claro que la mente utiliza patrones duales como referencias, y respecto a ellos califica los contenidos percibidos. Inclusive, el concepto individualidad no es más que la localización que tu mente hace respecto a los términos «ser» y «no ser».

Estudiante: Sí, entiendo.

Sesha: De igual manera, la condición primaria de todo ente dual reside en la capacidad de ser definido a través de la asignación de un «nombre» y de una «forma». La frontera primaria que subyace en todo ente es «nombre» y «forma». La No-dualidad se define a sí misma, sin ayuda de relación, comparación o negación.

Tags

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top