La experiencia del dolor

La experiencia del dolor es parte integrante de la mente humana. Es prácticamente imposible vivir sin su cercanía. Nos atrapa en la esfera física y psicológica creando desasosiego y conflicto. Comprender el dolor es importante, pues siempre nos enfrenta a una faceta personal que es necesario corregir. Vivir con dignidad el dolor es darle la importancia necesaria que él tiene sin permitir que invada terrenos que no le son propios.

Del dolor obtenemos comprensión. Es decir, el dolor nos debe llevar al aprendizaje. La comprensión que deviene de la experiencia del dolor debe impedir que nos descentre, que nos lleve más allá de la esfera donde él se circunscribe. El dolor no debe hacernos dudar de nuestras previas certezas ya afianzadas, de aquellas que hacen parte del cotidiano vivir.

La comprensión es un oasis en el desierto. La comprensión respecto a la razón del dolor es una fresca brisa que impide el nacimiento de dudas inciertas. La comprensión, cualquiera que esta sea, es algo tan firme que apuntala tu mente ante la duda y el desconcierto. La comprensión respecto al dolor es como una magia maravillosa que la naturaleza nos ofrece. Saber qué son las cosas y entender las razones de los sucesos es la única medicina que no ofrece efectos secundarios.

Tags

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top