La atención es inmodificable

Estudiante: Mientras los pensamientos me invaden, ¿qué hace que me dé cuenta de que estoy pensando y por qué no suelo caer en ello?

Sesha: Nota que, situado desde tierra, parece que el sol gira a nuestro alrededor, nace por el Oriente y se oculta al Occidente. Igualmente desde tu posición mental interior atiendes lo que piensas y luego simplemente te sumes de nuevo en tus pensamientos; pasados unos momentos, nuevamente te das cuenta que piensas, y así sucesivamente. Pareciera que darte cuenta que piensas, estar atento, es algo puntual y transitorio, profundamente movible y cambiante.

De igual manera, si te sitúas fuera de la tierra, en el espacio exterior, notarás que ella rota sobre sí misma, es decir, la tierra se mueve a diario sobre sí misma y el sol; esto cambia la perspectiva de qué es lo que se mueve y qué es lo estable. De igual forma, al cambiar tu forma de percepción mental, aprenderás que la atención no es la que cambia, que ella siempre está, es estable; lo que va y viene moviéndose son los pensamientos; ellos aparecen y mueren una y otra vez, pero la atención es inmodificable.

Tags

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top