El sentido de “espacio”

Sesha: ¿Me observas?

Estudiante: Sí, te veo.

Sesha: Mientras lo haces ¿te notas uno o múltiple?

Estudiante: Mientras te veo soy yo; me siento como una unidad que conoce, que te conoce.

Sesha: Es claro que para observar no te sientes múltiple, pues de hacerlo no podrías conocerme. Tu capacidad de ser Sujeto estriba en poder ser uno ante la multiplicidad de lo que conoces1.

Estudiante: Entiendo. Me siento a mí mismo como un yo, como un ente conocedor en la medida en que soy “inalterable” e “invariable”, una unidad ante lo conocido.

Sesha: Sin embargo, aun sintiéndote “inalterable” o “invariable” ante mí, puedes observar mi vestimenta, mi cuerpo o a mí mismo como un todo que forma parte de la sala de conferencias.

Estudiante: Efectivamente: soy yo, me siento como una unidad y, simultáneamente, puedo observarte y atestiguar el lugar dónde te encuentras y reconocer cómo estás vestido.

Sesha: ¿Notas distancia entre tú y lo que percibes visualmente?

Estudiante: Sí, por supuesto. Me encuentro en un extremo de la percepción y tú en el otro.

Sesha: Muy bien, mientras así conoces, interpretas al mundo externo que está sucediéndose como suma de contenidos. El ente denominado Sujeto más el ente denominado “vestimenta”, o el contenido Sujeto más el contenido “sala de conferencias”, son algunas de las innumerables percepciones Particulares que puedes tomar del universo que te rodea.

La característica fundamental del mundo, en su acepción Particular, es el sentido de distancia espacial cuando adviertes “nombre” y “forma”.

Intenta detallar cualquier parte de mi vestimenta; escoge la sección que desees.

Estudiante: Muy bien.

Sesha: ¿Qué has escogido de mi vestimenta?

Estudiante: El cuello de tu camisa.

Sesha: ¿Logras detallarla con precisión? ¿Qué observas?

Estudiante: Sí. Noto su color, tamaño…

Sesha: Mientras así haces, ¿reconoces distancia entre tú y el cuello que denotas con tanto detalle?

Estudiante: No, no noto distancia. Pero ahora que me lo dices, sí advierto distancia. Es extraño: mientras observaba con detenimiento no había distancia; sin embargo, ahora sí la hay.

Sesha: Cuando entre dos contenidos cognitivos (uno de ellos obligatoriamente Sujeto) existe distancia, el mundo se advierte como innumerables partes distanciadas por el sentido “espacial”. En cambio, cuando entre dos contenidos cognitivos (uno de ellos obligatoriamente como Sujeto) no existe momentáneo sentido de “distancia”, el universo de percepción se integra obviando la separación entre ambos. He aquí la cognición denominada Total.

Tú no adviertes la pérdida de “distancia” o de “sentido espacial”, pero el universo que está conociendo, que está aconteciendo, rota, gira cíclicamente entre ser experimentado como Particular o Total.

1“Las formas (es decir, los objetos de percepción) aparecen como varias debido a las distinciones como azul, amarillo, denso, sutil, corto, largo, etcétera. El ojo, en cambio, percibe estas modificaciones, pero él mismo permanece uno e invariable”

“Ciertas características del ojo, como la ceguera, agudeza o falta de agudeza, pueden ser conocidas por la mente porque ella es una “unidad”. Esto también se aplica a cualquier cosa que es percibida en el oído, la piel, etcétera” Drg Drsya Viveka, slokas II y III. Sankaracharya, traducido por Swami Nikhilananda.

Tags

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top