El No Hacedor

Estudiante: ¿Qué debo hacer con mi mente, acaso esperar a que se calme?

Sesha: ¿acaso quien espera es el mismo que conoce? ¿O hay uno en ti que siente esperar y otro que sabe conocer? ¿Eres acaso la propia sensación de inquietud de no conocerte o eres el acto pleno de la conciencia que sabe que hay inquietud? Es muy diferente identificarse con la sensación cambiante o reconocerse como sabedor de inquietudes. Mientras te identificas con las sensaciones te conviertes en ellas; en cambio, mientras eres conocedor de tu inquietud puedes distanciarte de ella, convertir la sensación en objeto de percepción; así distanciada la sensación, se convierte en un objeto perceptible y, por lo tanto, basta observarla de forma ecuánime para que desaparezca.

Cuando te identificas con los sentimientos o los pensamientos te conviertes en ellos. Según se clasifiquen podrás tener variadas formas de respuesta y convertirte en variadas personas. Llega a haber momentos en los que puede haber varios habitantes en tu cabeza, y todos ellos con la potestad de querer reaccionar según su peculiar voluntad. Debemos aprender a vivir mediante una exclusiva forma de reacción; no tiene sentido desdibujar nuestra personalidad en tantas fracciones que requieren el control de la acción.

Estudiante: ¿Eso no está reñido con sentirse el hacedor?

Sesha: Sí y no. Debes aprender a ser diestro en la acción. Cuando caminas no tiene sentido decir “estoy caminando”; cuando comes no tiene sentido afirmar “estoy comiendo”. En el presente la acción puede realizarse fluyendo, es decir, carente de hacedor.

Nota que tus ojos ven pero no se ven a sí mismos. Tus ojos no necesitan verse entre ellos para poder ver. Igualmente tu yo no es necesario como agente partícipe de la acción presencial. El presente, por definición, impide la aparición egoica, pero no restringe la capacidad de reacción diestra ante la acción.

Efectivamente hay que ser el protagonista de la vida, pero lo que importa no es quién es el dueño de la acción, sino qué es lo que conoce al actuar. Somos esencialmente lo que conoce al actuar.

Tags

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top