El juego en la práctica meditativa

Sesha utiliza actualmente variados juegos para situar al estudiante en el presente cognitivo. La sorpresa, el asombro y la novedad se convierten en las herramientas fundamentales para inducir una atención profunda y continua que lleva a instaurar estados internos estables.

Algunos de estos juegos se realizan sin movimiento corporal alguno, mientras que otros se realizan con el cuerpo en movimiento. La idea es investigar en la mente las repercusiones de una atención ininterrumpida asociada al presente cognitivo.

 

top