Deja de pensar tanto

Estudiante: He escuchado a monjes budistas decir que no venimos a aprender sino a experimentar karma. Lo he llevado a la meditación y siento que venimos a hacer las dos cosas, pues una no puede ser sin la otra; es decir, el karma es el gran maestro que nos ayuda a aprender y tomar conciencia de nuestra inconsciencia. Quizás me equivoco…

Sesha: El Advaita no es un sistema moral sino un sistema cognitivo. Por ello hay grandísimas diferencias respecto a algunas interpretaciones budistas. El Advaita impone como centro de su sistema la Conciencia y la atención, todo lo restante pendula en el juego kármico. Por ello hay una cosa a la que el juego kármico no afecta: la Conciencia, ella es un continuo de saber y saber que se sabe no-dual.

Estudiante: La Conciencia provee el saber, la Conciencia trae conocimiento, sabiduría; la Conciencia NO PIENSA, la verdad NO se SABE, se SIENTE. Si PIENSAS no estás PRESENTE, es absolutamente imposible. Y la CONCIENCIA Y EL AMOR son verdades, no realidades. El conocimiento viene de la voz que respira, nunca de la mente.

Sesha: La mente tiene formas diversas de funcionamiento. Pensar es un producto que tiene diversas causas. Pensar no es lo mismo según cómo funcione la mente, razón por la cual se establecen variados estados de cognición o de conciencia. Las palabras «verdad» o «amor» poseen una significancia más allá de la opinión. Hablar de «verdades» o «realidades» hace aparecer categorías que se desdibujan desde la óptica de la no-dualidad. Deja de pensar tanto y ama inegoístamente, deja de pensar y afianza la comprensión en ti…, así sabrás cómo la mente posee fronteras más allá de sus propias fronteras.

Tags

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top